domingo, 18 de diciembre de 2016

Clara Campoamor de Orihuela, sin parar


No paramos, no. Ayer tuvo lugar el taller de Arteterapia, y fue bueno. Impartido con profesionalidad y cariño y recibido igual. Salieron cosas. El poder sanador del arte. Por más que pretendas esconder, algo en tu expresión, una línea dubitativa, un desparpajo excesivo en la invasión del terreno ajeno que hemos convenido "formalmente" que sea común, pero que no lo es, te delata. Y lo contrario, una especie de miedo a la intervención en el terreno del otro, un aislamiento, un exceso en el decir. Parece que tengamos miedo al vacío, decía una compañera, tal vez de otra forma: Por qué llenarlo todo, a veces falta el aire...No recuerdo si éramos 13 ó 14, pero fue gratificante para todas redescubrir el espacio, mirarlo desde otra óptica, sin prisas, deteniéndonos en cada detalle. Hay amor invertido ahí y esa energía con la que surgió nuestro espacio es energía creadora también. Y eso hemos de salvaguardar, y a eso nos ayudan también talleres como éste. Gracias, Nuria.


Y aquí una recopilación del coro, del cine... Talleres que continúan. En el coro estamos cantando "Todo cambia" y "La vida es un carnaval". La primera a dos voces -y podría ser a tres-, la segunda a una voz, de momento. Intentamos encontrar los instrumentos justos, guitarra, claves... Poco a poco vamos dando pasos, asistiendo al cambio "Cambia lo superficial/cambia también lo profundo/cambia el modo de pensar/cambia todo en este mundo... Gracias, Manoli.

En cuanto al cine, Marta insiste: que se sepa que el cine sigue, que se sepa que se ha hecho lo que se ha hecho. Y sí, aquí, sobre la Declaración de Séneca Falls declaro que se ha hecho cine. No pude asistir a "Las mujeres de verdad tienen curvas", pero sí a "La reina Margot" donde vimos la destrucción que provocan las guerras, en este caso de religión. Asistimos a las confabulaciones, las intrigas palaciegas, el abuso de poder... Todo igual. Me temo que aquí "Nada cambia", o tal vez todo cambia para que nada cambie. Gracias, Marta.


2 comentarios:

pascuala dijo...

Gracias,Nuchi.
Estuvimos muy bien, creo que habría que hacer más actividades de este tipo que nos ayuden a limara asperezas, si las hubiese, establecer sinergias más auténticas y cohesionar el grupo, En definitiva, este tipo de actividades nos proporcionan mayor cohesión grupal para seguir avanzando. Besos sóricos para todas.

Nuchi Belchí dijo...

Gracias también a ti. En este proceso nos necesitamos todas

Archivo del blog