domingo, 31 de octubre de 2010

Las mujeres en el tiempo de Miguel Hernández

He tomado prestado el título del libro escrito por algunas de las integrantes de la Asociación de Mujeres de Orihuela Clara Campoamor que, coeditado con la Fundación Miguel Hernández, ha venido por fin al mundo en el día de ayer, centenario del nacimiento del poeta del pueblo. Esperaba con impaciencia este momento pues me enteré de la existencia de este magnífico proyecto hace ya algún tiempo. Fue exactamente en el mes de marzo, cuando recibí el segundo número de su revista "Mujeres Claras". Allí estaban, bajo el mismo título de lo que hoy es un libro, cuatro páginas con algunas de las mujeres que compartieron con Miguel Hernández el gusto por la creación artística y el compromiso político y de las que, salvo alguna excepción, casi nadie ha oído hablar. Ahora han ampliado la nómina hasta trece (como "las trece rosas" ¡qué coincidencia!), abarcando también a aquellas que fueron también su vida, la cotidiana. Pocas brillaron con luz propia y no lo hicieron con la misma intensidad que sus coetáneos varones, pues su reconocimiento ha sido escaso: la filósofa María Zambrano, la pintora Maruja Mallo o las escritoras María Cegarra y Carmen Conde. Otras quedaron ocultas por la fama de sus maridos: la polifacética Mª Teresa León, oscurecida por el brillo de Rafael Alberti, a pesar de tanta producción conjunta; la pintora Delia del Carril, siempre tras Pablo Neruda; la escritora Elena Garro, que quizá fuera precursora del realismo mágico y a la que Octavio Paz impidió continuar los estudios. Algunas son prácticamente unas desconocidas, como Tina Modotti, fotógrafa y probable ilustradora de la obra "Viento del pueblo", o como la poeta Concha Méndez Cuesta, que de niña quería ser capitán de barco y un adulto le dijo que "las niñas no son nada". Hace sólo muy poco que sabemos de aquellas cuyo compromiso político las llevó a jugarse el cuello, incluso en las trincheras, por más que quienes cuentan la historia se hayan empeñado en que las mujeres se limitasen a papeles secundarios e irrelevantes: Matilde Landa y Rosario Sánchez Mora "Dinamitera". Y luego el resto de las mujeres, encarnadas en la madre, las hermanas, la esposa del poeta. Mujeres del pueblo, como sus vecinas Maruja Fabregat o María Moreno que todavía recuerdan al Miguel de su pueblo, el Miguel hijo, hermano, novio y marido.
Quiero expresar mi reconocimiento a aquellas mujeres, pero sobre todo a éstas, las de la Asociación de Mujeres de Orihuela Clara Campoamor, que han concebido, gestado y parido esta obra con el objetivo de visibilizar a las mujeres que poblaron el universo cercano y más querido de Miguel Hernández.

Mar Esquembre.
Diario Información

miércoles, 20 de octubre de 2010

Supresión del Ministerio de Igualdad

La Asociación de Mujeres de Orihuela Clara Campoamor rechazamos y lamentamos profundamente la supresión del Ministerio de Igualdad. Nuestra realidad social evidencia la necesidad de un ministerio que impulse y potencie medidas de igualdad. El valor simbólico de este ministerio ha sido extraordinario en el desarrollo de estas políticas, aunque también hemos debido sufrir los comentarios despectivos, sesgados, desmedidos y faltos del respeto venidos desde la derecha más rancia hasta los medios de mayor audiencia. Consideramos la supresión de este ministerio como un paso atrás en la invisibilización de las mujeres y, en consecuencia, en los logros de los objetivos de igualdad.

Lamentamos también la ruptura de un gobierno paritario, escenificación clara de una nueva renuncia en la apuesta de Zapatero por la igualdad.

martes, 12 de octubre de 2010

Regresamos de Kenia



Como ya publicamos en este espacio, la Asociación de Mujeres de Orihuela Clara Campoamor hemos participado en el lanzamiento y primera reunión del grupo de trabajo de la red sobre educación.
Nuestra experiencia ha sido muy positiva. Hemos sabido del trabajo que mujeres de Costa de Marfil realizan con mujeres adultas analfabetas; de las mujeres de Níger y su trabajo centrado en el plano legal (necesitamos leyes y normativas, aunque luego debamos pelear para su cumplimiento). La Asociación para el desarrollo de las mujeres de Liberia impulsa la educación de las niñas. Muchas mujeres nos conmovieron ante el testimonio desgarrador de los abusos y violaciones cometidos por los maestros y la impotencia al comprobar la impunidad posterior. Las mujeres de Burkina Faso nos contaron su trabajo en zonas rurales y las de Mali representaban a un sindicato de educación. Gambia, Senegal, Nigeria, Ghana también estaban representadas por mujeres líderes que transmitían fuerza y determinación en su trabajo por la lucha contra el analfabetismo.

Por parte de España aprendimos de Noemí Ordás, representante del MPDL (Movimiento por la Paz, el Desarme y la Libertad) del magnífico trabajo que desarrolla este movimiento en educación; Mª del Carmen Palmés, representante de radio ecca, nos contó cómo trabajan desde un medio cuyo objetivo está centrado en el fomento de la cultura y la educación, Mª Luisa Álvarez Durante, experta en Género, nos habló del recorrido hecho por las mujeres españolas hasta conseguir las leyes que hoy tenemos y Clara Campoamor de Orihuela hablamos de las dificultades en el cumplimiento de esas leyes y de la necesidad de denunciar y presionar para su cumplimiento.

Valoramos a la Red de Mujeres Africanas y Españolas por un Mundo Mejor como un medio de intercambio, acercamiento, aprendizaje mutuo y presión sobre los gobiernos responsables de la situación de analfabetismo, marginalidad o desigualdad de las mujeres.

Valoramos la sensibilidad de nuestro Gobierno en el impulso y apoyo a esta red, así como UNIFEM, que hace posible el fortalecimiento de estos lazos.



sábado, 2 de octubre de 2010

La Violencia Sexual Normalizada


Los pasados días 23 y 24 de septiembre acudimos a las Jornadas Internacionales sobre la Explotación Sexual. La organización estuvo a cargo de la Comisión para la Investigación de Malos Tratos a Mujeres y he de reconocer que fue muy interesante en su conjunto.
La doctora y representante de la Asociación "Memoire traumatique et victimologie" nos hizo ver las consecuencias psicológicas que provoca la violencia y los mecanismos que se activan para poder soportar esta situación y seguir viviendo sometida a una relación de poder. Mientras la escuchaba pensaba en la necesidad de formación que tenemos y en la responsabilidad que supone opinar sin ahondar lo suficiente en un fenómeno como el ejercicio de la prostitución. Especialmente interesante fue el contraste entre los puntos de vista mantenidos entre Isabel Martínez (Secretaria General de Políticas de Igualdad) y Rosario Carracedo Bullido, abogada y miembra de la Plataforma de Organizaciones de Mujeres por la Abolición de la Prostitución. Desde el poder, los tiempos son más lentos, las medidas más moderadas. Son necesarios los colectivos y asociaciones que ejercen la presión sobre políticas legislativas que no terminan de incidir de manera significativa en el problema. Magnífica Eva Martínez Ambite -a la derecha en la fotografía-, Presidenta de ANZADEIA y coordinadora del área de la mujer dentro de la Red Acoge, habló desde la experiencia y desde una sensibilidad y claridad expositiva que consiguió que su discurso, una vez más, nos calara hasta el fondo. Sin ambages manifestó que la víctima siempre pierde, que las mujeres que denuncian son deportadas en un tanto por ciento muy elevado , que falta formación en la policía, personal sanitario... y que el Plan Nacional contra la Trata es insuficiente y poco operativo al día de hoy.

Apoyamos y agradecemos iniciativas como ésta.

Archivo del blog