domingo, 19 de julio de 2009

Nuestra experiencia en La Loba

La casa escuela rural de mujeres La Loba está situada muy cerca de Olba, Teruel. Ana y yo hemos pasado una semana allí y desde este espacio queremos transmitir a las Mujeres de Orihuela Clara Campoamor, y a toda mujer que se acerque y no sepa exactamente qué hacer con su tiempo libre, qué puede encontrar allí.
A veces nos dicen que buscamos y encontramos aquello que llevamos dentro, pero pienso que esa búsqueda puede aligerarse si sabemos qué caminos existen marcados y cómo lo han recorrido nuestras compañeras de la Vida.
Ha sido una semana de contacto con la

tierra, un contacto físico y contemplativo a un tiempo; de contacto con nuestro cuerpo, con la alimentación, el masaje, la expresión y el conocimiento.


Elegimos la semana de la alimentación y hemos aprendido que los nutrientes son mucho más que aquello que comemos. La macrobiótica no es sólo una forma de alimentarnos sino una manera de estar en el mundo, una opción que todas deberíamos conocer.

Mujeres que se atreven a poner en marcha un proyecto así tienen algo de extraordinario que nos genera respeto y admiración. Alicia puso en mis manos a Marcela Lagarde y su discurso sobre el empoderamiento a través de la liberación y posesión de espacios para mujeres, me puso sobre la pista de una necesidad real que no se nos debe escapar. También puso a Adrianne Rich en mi vida y noté que crecía como las judías y los calabacines bien regados.

Mónica nos enseñó biodanza, recetas de cocina, salsas y cómo reconocer y quitar las malas hierbas. Recuerdo ahora su mano en la mía, la mía en la de Gema, Begoña, Ana, Alicia y siento que las redes de mujeres son ya instrumentos de protección y liberación contra la agresividad de un mundo diseñado por el orden patriarcal.


Surgimos del vacío, de la oscuridad del hueco. Es parte del ciclo divulgado por las viejas religiones paganas que el materialismo niega. Después de la muerte, el renacimiento; después de la nada, algo. El vacío es lo creador, la matriz. No es únicamente lo ahuecado y la anarquía. Y sin embargo en las mujeres se ha identificado con el desamor, con la infecundidad y la esterilidad. Se nos ha obligado a llenar nuestro "vacío" de hijos. Se supone que no debemos bajar a la oscuridad de ese núcleo. Sin embargo, si nos arriesgamos, lo que nace de esa nada es el comienzo de nuestra verdad. La mentirosa, en medio de su terror, quiere llenar el vacío con cualquier cosa. Sus mentiras son una negación de su miedo, una manera de mantener el control. (Adrianne Rich)


ESCRITORAS OCULTAS


"Alguien se acordará de nosotras en el futuro". Lo dijo Safo,la primera poetisa conocida de la Historia.(650 a. C.)
Pero lo cierto es que las primeras osadas escritoras arriesgaron su "honor", recurrieron al seudónimo, o peor aún, prestaron su creación a los hombres, que obtenían el reconocimiento que no les correspondía.
Rosalía de Castro en su carta a Eduarda, constataba: nosotras escribimos y ellos firman.
Caterina Albert (la Infanticida), tuvo que elegir como seudónimo el nombre de uno de sus personajes: Victor Catalá, para evitar las furias desatadas al entrar en un mundo de hombres, con nombre de mujer.
Cecilia Bohl de Fáber, Colette, Charlotte, Emily y Anne Bronté, Jane Austen y tantas otras adoptaron nombres masculinos, escondieron su sexo y su escritura para poder ejercer la libertad la necesidad la creatividad y la pasión de escribir.
(20 m.)

viernes, 3 de julio de 2009

MADRES FUERTES, HIJAS FUERTES, MUJERES FUERTES


"Aunque hayas tenido la madre más maravillosa del mundo, es posible que, al final, llegues a tener más de una. Tal como tantas veces les he dicho a mis hijas:[sois hijas de una madre, pero con un poco de suerte tendréis más de una. Y, entre ellas encontraréis casi todo lo que necesitáis]. Sus relaciones con todas las madres serán probablemente de carácter progresivo, pues la necesidad de guía y de consejo nunca termina ni conviene que termine desde el punto de vista de la profunda vida creativa de las mujeres".

Esto escrito por Clarissa Pikola Estés, me viene al hilo de lo que comentábamos algunas mujeres en ENTRETODAS. No somos, sin esa historia de diferencia sexual que nos identifica,sin sumar vidas y experiencias, sin la sabiduría de nuestro pasado, sin esa reivindicación de que hay un modo diferente de hacer las cosas porque somos diferentes. Crear un modelo prestigioso será nuestro reto.

Archivo del blog