lunes, 24 de noviembre de 2008

Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer: las hermanas Mirabal

Minerva, Mª Teresa y Patria nacieron en Ojo de Agua en la República Dominicana. Eran tres hermanas, activistas políticas, especialmente las dos primeras, que se opusieron con todos los medios que pudieron a la dictadura de Rafael Trujillo. Crearon ela Agrupación política 14 de junio dentro de la cual eran conocidas como Las mariposas. Varias veces fueron encarceladas y torturadas. En una de las ocasiones en las que regresaban de visitar a sus maridos encarcelados, se toparon con unos agentes del Servicio Militar de Inteligencia en un lugar solitario. Fueron golpeadas repetidas veces y estranguladas hasta la muerte. Para tratar de encubrir el crimen y simular un accidente, los agentes metieron sus cuerpos ensangrentados en el vehículo en el que viajaban y las arrojaron por un precipicio. Cuando se supo lo ocurrido, la noticia conmocionó a la nación dominicana impulsando el movimiento anti-Trujillo, quien fue asesinado en 1961.
El 17 de diciembre de 1999, a través de la resolución 54/134, la Asamblea General declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

jueves, 20 de noviembre de 2008

¡¡¡¡¡VOTAMOS!!!!! 75 AÑOS



Lejos del pintoresquismo que algunos hombres auguraban ante tal acontecimiento, y de la imagen histérica y dubitativa que ciertos varones tenían de la mujer, las españolas se acercaron a las urnas el 19 de noviembre de 1933 para ejercer, por primera vez en la historia de España, su derecho al voto.Algunos medios de la época recogieron, casi con sorpresa, el "orden" y la "resolución" con los que las mujeres ejercieron su derecho al sufragio. Mientras los hombres discutían, ellas callaban y votaban. Con el "semblante serio, prudentes, graves", con el ánimo sereno y "conscientes de su papel", a las once de la mañana ya habían votado el doble de mujeres que de hombres. Público

sábado, 15 de noviembre de 2008

Visita a Gandía. Sacra Limpieza. El Día Siguiente.

La Asociación de Mujeres de Orihuela Clara Campoamor, realizamos el sábado, día 15 una visita a Gandía con el objetivo de ver el cuadro realizado por Joan Costa “Sacra Limpieza. El día siguiente”. Dicho cuadro se encuentra en la capilla principal de las Escuelas Pías regentadas por los Escolapios y en él se puede ver a un grupo de mujeres (doce, exactamente) limpiando al día siguiente de la Última Cena.
La Asociación fue recibida por el Padre Francesc Mulet y por el pintor de la obra, Joan Costa, el cual expresó su intención de mostrar a la mujer desempeñando las funciones más humildes y menos visibles en contraposición a las desempeñadas por los hombres.
Tanto Mulet como Costa se extendieron en profundidad en la interpretación del cuadro y en la pequeña polémica generada al no terminar de entenderse al autor por parte de algunos colectivos.
A través de este cuadro podemos trabajar más y mejor por la igualdad que si lo hiciésemos con largos discursos y manifiestos, declaró una de las mujeres.

Después de esta visita, y en todo momento atendidas por Neus Cortell y María Borrás de la Asociación Casa de la Dona, las mujeres Clara Campoamor realizamos una visita por los monumentos más representativos de Gandía.
Damos las gracias, de corazón, a estas dos mujeres que nos hicieron mucho más fácil todo nuestro recorrido.
Primer gran viaje de la asociación. Impresiones de Pascuala Sandoval

Nuchi, Ana, los deseos se hacen realidad. Cuando vimos el cuadro pensamos inmediatamente que teníamos que estar junto a él. Nos fuimos a Gandía como tres chiquillas con mucha ilusión y nos dimos con la gran puerta del convento de Los Escolapios en las narices. Sentí que ese tesoro se lo guardaban para ellos, qué ironía. Después persistimos y, gracias a las gestiones de Ana y Nuchi, conseguimos que el viaje colectivo, esta vez, sí fuera un éxito. Que no se deduzca que el primero no tuvo su interés: nos hicimos con la situación , vimos el pueblecito tan pintoresco donde vive el sobrino de Ana, y nos divertimos.

Ayer, cuando me subí al autobús, tuve la suerte que María estuviera sentada en primera fila, que es mi sitio. ¡Qué mujer! Hablamos todo el viaje, sin parar, ida y vuelta. Tiene tantas cosas que decir y las comunica con esa autenticidad que yo, me callaba para escucharla, no la quería cortar. En la ida, se centró en la memoria histórica y me pareció oír a mi padre, me contaba las mismas cosas. Ahora me emociono. Mis tíos desaparecidos en la guerra, mi tía rapada la cabeza en la cárcel por ser mujer y republicana, mi otra tía, su hermana, señalada por roja durante su vida; mi abuelo paterno, perdida la cabeza porque le requisaron las cosechas… Me aparecieron simultáneamente los relatos dolorosos que mi madre y mi padre nos contaban durante el franquismo. María utiliza las mismas palabras: me contó que las señoritas oriolanas acudían a ver los fusilamientos, y que a las rojas las ponían a fregar la catedral de rodillas ( el cuadro que íbamos a ver).

Una vez que llegamos a la puerta del convento de Las Escuelas Pías, porlalón bien abierto, esperándonos! Qué diferencia entre una puerta abierta y la misma cerrada, el primer día dimos varias vueltas a ver si encontrábamos un resquicio por donde colarnos.
Y la sorpresa que nos esperaba, ¡estaba el pintor!! Emocionante, Lo ví allí sentado, escudrillándonos con su mirada de artista, pensando en cómo éramos y qué iba a decirnos. Sus ojos se paseaban por todas/todos adivinándonos. Cuando empezó a hablar nos cautivó! Qué tío!, Qué ideas tan “claras”. Si está casado me gustaría conocer a su mujer, pensé. Y hacerle unas preguntas…
Me hubira conformado con ver el cuadro, al pintor y al escolapio, este parece un hombre extraordinario, con una sensibilidad especial, me comentó que lo que más le molestaba era que hubiese curas que no aceptaran el cuadro, se prestó a atendernos cuando quisiéramos.

Después, el museo arqueológico, la suculenta comida, el palacio…y, sobre todo, la gentileza de las dos mujeres que nos acompañaron todo el día, ellas también aprendieron.

¡Un viaje provechoso e irrepetible que hemos de frecuentar!

domingo, 9 de noviembre de 2008

INTELECTO. ¿ACASO NO SOY UNA MUJER?



En 1851 Sojourner Truth puso de manifiesto la especifidad de la dominación vivida por las mujeres negras (sexismo, racismo y clasismo) a través de su célebre discurso pronunciado en la convención de mujeres de Ohio.
  • Bueno hijos, cuando hay mucho alboroto es porque algo está pasando. Creo que tanto los negros del Sur como las mujeres del Norte están todos hablando de derechos y a los hombres blancos no les queda más que ceder muy pronto. Pero, ¿De qué se trata de lo estamos hablando aquí?. A mi nadie nunca me ha ayudado a subir a las carretas o a saltar charcos de lodo o me ha dado el mejor puesto! y ¿Acaso no soy una mujer? ¡Mírenme! ¡Miren mis brazos! ¡He arado y sembrado, y trabajado en los establos y ningún hombre lo hizo nunca mejor que yo! Y ¿Acaso no soy una mujer? Puedo trabajar y comer tanto como un hombre si es que consigo alimento-y puedo aguantar el latigazo también! Y ¿Acaso no soy una mujer? Parí trece hijos y ví como todos fueron vendidos como esclavos, cuando lloré junto a las penas de mi madre nadie, excepto Jesús Cristo, me escuchó y ¿Acaso no soy una mujer? Entonces se preguntan ¿Qué es lo que tiene en la cabeza? ¿Qué significa esto? (Un miembro de la audiencia sugiere “Intelecto”) -¡Exacto! ¿Qué tiene que ver todo esto con los derechos de las mujeres y de los negros? Si mi cántaro solamente puede contener una pinta y el de ustedes un cuarto, no sería muy egoísta de parte de ustedes no dejarme tener mi pequeña mitad llena? Entonces el pequeño hombre vestido de negro dice que las mujeres no pueden tener tantos derechos comos los hombres, porque Cristo no era una mujer. ¿De dónde vino Cristo? ¿De dónde vino Cristo? ¡De Dios y de una mujer! ¡El hombre no tuvo nada que ver con El!

  • Gracias por haberme escuchado, ahora la vieja Sojourner no tiene más nada que añadir.

sábado, 1 de noviembre de 2008

Diles que me perdonen.

Estaba a punto de morir apedreada y no tenía 23 años sino 14. No me imaginaba que la investigación de la historia de Asha pudiese contener mayores proporciones de maldad, de injusticia y animalidad. Espero y deseo que este caso no quede impune. Intento recordar ahora a Mukhtar Mai, la mujer pakistaní violada por varios hombres para reparar una falta de su hermano. Mirad la expresión de su rostro.


Asha no tiene expresión, no tiene rostro, no tiene vida.


Asha no sólo murió víctima. Nació víctima ya.





Archivo del blog