viernes, 26 de septiembre de 2008

una niña duerme en su portal


La pasada noche ha sido encontrada una niña de 12 años durmiendo en un portal del parque de Los Mosquitos de Orihuela
La policía fue alertada por un vecino de la niña que se la encontró cuando volvía a su casa, sobre las 6h. de la mañana. La niña estaba durmiendo en el portal de su edificio, una maleta le servía de cabecera. El vecino, sorprendido, la despertó y se la llevó a su casa, ella , aturdida y nerviosa le dijo que su madre la había echado de casa.

Esto podría haber sido una terrible noticia si una madre hubiera llevado a cabo lo que yo le oí decirle a su hija, ayer por la tarde cuando pasaba por dicho parque:"no te quiero ver por la casa, te pondré de patitas en la calle, le gritaba delante de sus amigos, se lo repitió tres veces, el grupo escuchaba en silencio, mirando a su amiga, una de ellas le dijo quebrándosele la voz-"tu madre no te quiere".

jueves, 25 de septiembre de 2008

RABIOSA ACTUALIDAD.UN MUNDO AL REVÉS


-Vengo por lo del anuncio, señora.

-Bien- dice la jefa de personal- siéntese. ¿Cómo se llama vd?

-Bernardo...

-¿señor o señorito?

-Señor .

-Debo decirle sr. Delgado, que actualmente, a nuestra dirección no le gusta emplear varones casados. En el departamento de la señor Moreno, hay varias personas de baja por paternidad.

Es legítimo que las parejas jóvenes quieran tener niños - nuestra empresa fabrica ropa de bebé-, pero el absentismo de los futuros padres y de los padres jóvenes constituye un verdadero hándicap para la marcha de un negocio.

-Lo comprendo señora, pero tenemos dos hijos, y no pensamos tener más. Tomo la píldora.

-Bien en ese caso, sigamos. Estudios....

-Certificado escolar y 1er grado de administrativo. Me habría gustado acabar, pero en mi familia como es natural, se dió prioridad a las chicas. Éramos cuatro. Tengo una hermana coronela y otra mecánica.

-¿En qué ha trabajado vd?

-He hecho sustituciones, para poder ocuparme de los niños cuando eran pequeños.

-¿En qué trabaja su esposa?

-Es jefa de obras en una empresa de construcción metálica. Pero está estudiando ingeniería para tener mejor futuro.

-¿Cuáles son sus pretensiones?

-Pues...

-Si es aceptado, usted tendrá una prima de asiduidad. Con ella, hemos reducido el absentismo masculino a la mitad. Sin embargo, hay señores que faltan con cualquier pretexto de que el niño está enfermo, que hay huelga en la escuela.....

-Si sus hijos se ponen enfermos,¿ qué tiene previsto?

-Su abuelo puede cuidarlos, vive al lado.

-Gracias sr. Delgado, ya le comunicaremos nuestra respuesta dentro de unos días.

La jefa de personal se quedó mirándolo. tenía las piernas cortas, la espalda encorvada, y apenas tenía cabello."La sra. Moreno le había pedido un ejemplar alto,rubio, con buena presencia y soltero".
Bernardo Delgado, recibió tres días más tarde una carta que decía: "Lamentamos...."
Artículo "recortado" publicado en LE MONDE el 29 de septiembre de 1.975.
Esto es lo que no queremos para "nadie".

lunes, 22 de septiembre de 2008

MUJERES IMPORTANTES

El alumnado del IES Las Espeñetas de Orihuela, Alicante, realizó 60 carteles sobre mujeres relevantes de todas las épocas, la mayor parte de ellas son desconocidas para el gran público, ya que nadie se preocupó de sacarlas a la luz, a pesar de que desempeñaron trabajos muy valiosos. Aquí incluimos una muestra de dos de ellas:
Luisa Sigea, humanista del siglo XVI, hablaba ocho idiomas, fue dama de la Corte hasta que se casó; quiso volver pero fue en vano.
Bárbara McclinbocK, estadounidense, le gustaba la mecánica pero su madre no la quería que la calificaran de rara y así no ahuyentara a futuros pretendientes. Ingresó en la universidad, en el año 1927 demostró el intercambio físico de los cromosomas homólogos, en el año 40 demostró la existencia de los genes controlados. Su importante labor científica fue premiada con el premio Nobel en el año 1986



sábado, 13 de septiembre de 2008

Viudas en Vrindaban (India)

Leí el artículo este verano en el País bajo el título El "vertedero" de las viudas. Me conmovió y me recordó la pelcula Agua de la directora india Deepa Mehta. En la India, cuando la mujer se casa está considerada la mitad del hombre, por tanto si él muerte a ella se la considera mitad muerta. Es repudiada por la sociedad, no puede trabajar y en consecuencia vivir con dignidad. La película está algo dulcificada por la historia de amor que relata, pero la realidad es mucho más dura y desgarradora.
Reproduzco el artículo íntegro pues yo no lo podría contar mejor y me preguntó de qué manera podríamos hacer algo por estas mujeres.

El 'vertedero' de las viudas
13.000 indias repudiadas por no tener marido mendigan en Vrindaban para vivir

ANA GABRIELA ROJAS - Vrindaban - 22/08/2008

Miles de fantasmas rondan por Vrindaban. Mujeres vestidas en su mayoría de blanco, sin zapatos y rapadas. Viejecitas encorvadas con los ojos cubiertos por cataratas, pero también jóvenes, en algunos casos con hijos. Su marido murió, y con él perdieron su lugar en la sociedad. Se refugian y deambulan por esta ciudad, al norte de India, una de las más sagradas porque aquí creció el juguetón dios Krishna.

Llegan traídas por la familia, que no quiere hacerse cargo de ellas
"Cuando mi esposo murió, me quedé sin nada: sin dinero y sin poder trabajar. No tengo hijos. Nadie me podía ayudar. Por eso vine a Vrindaban. Aquí, Krishna protege y da comida", dice Bashuna Das. Como ella, muchas llegan arrastradas por la miseria o porque fueron echadas de la casa de los maridos. Unas 13.000 viudas malviven de la caridad en este pueblo y sus alrededores, según un estudio del Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM).
Bashuna se considera afortunada. Está en una casa de la ONG Guild of Service. Otras viven en las lodosas y caóticas calles de Vrindaban, o comparten habitaciones que el Gobierno o fundaciones les alquilan. Los ashram (mitad asilo, mitad convento) acogen gratis a algunas.
Las viudas son de mal augurio en India. A veces se dice que son la causa de la muerte del marido. Según el Código de Manu, una de las escrituras sagradas más antiguas, una mujer no será nunca independiente. "Una viuda debe sufrir mucho antes de morir, debe ser pura en cuerpo, pensamiento y alma", dice el texto. El Skanda Purana va más allá: "Un hombre sabio debe evitar a las viudas, aún sus bendiciones, como si fuera el veneno de una serpiente". En Vrindaban comparten su soledad y se alejan un poco de este desprecio. El hare krishna rezado por cientos de gargantas conmueve hasta los huesos. Cantan durante cuatro horas a cambio de tres rupias (cinco céntimos de euro). Y, si tienen suerte, se llevarán un puñado de arroz.
"Algunas vienen por religión, pero otras no tienen elección. Las más pobres carecen de educación, y las familias las traen aquí para quitárselas de encima", cuenta Pria Saki, una valenciana hare krishna que lleva dos años como voluntaria. El Gobierno les da una pensión de 1.800 rupias al año (unos 30 euros), pero, además de ser muy poco, no llega a todas. Sólo el 25% la recibe. "La burocracia es muy complicada para ellas, en su mayoría analfabetas. Otras no saben ni que existe", dice Usha Rai, responsable del estudio de UNIFEM. Sólo les queda mendigar.
Pero también mujeres educadas vienen a parar aquí. "Mi hijo es terrible. No trabajaba; sólo me pedía dinero y se lo gastaba en alcohol y cigarros. Su esposa se fue llevándose a su hijo, y yo me cansé de mantenerle", dice Prim Kishori, una ex empleada de banca de 61 años. Como en su caso, los hijos muchas veces se quedan con todo al morir el padre. Aunque la ley reconoce el derecho de las viudas a heredar, en la práctica muy pocas veces ocurre.
El número de jóvenes sorprende. Se debe a la costumbre de casar niñas con hombres mayores. Por ejemplo, Pratima Sharma fue obligada a hacerlo a los 17 años con un hombre rico treinta años mayor. Quedó viuda a los 24 años y con un hijo de 6. Un segundo matrimonio es casi imposible.
En India hay 33 millones de viudas, según cifras oficiales. Aunque no todas estén en condiciones tan terribles como las de Vrindaban, todas sufren "al menos el estigma social. La mayoría no puede trabajar y son maltratadas por su familia", dice Mohini Giri, directora de Guild for Service.
Mientras, la sociedad de alguna forma se escuda argumentando que están en Vrindaban porque quieren dedicar sus últimos días a alabar a Dios. "Mi vida está vacía: no tengo ni para comer, pero estoy llena, porque tengo a Krishna", dice Sarosati Banarjee con una sonrisa de resignación. Al terminar sus sentidos cantos en el ashram, desaparece entre las retorcidas callejuelas de la ciudad de las viudas.

Archivo del blog